Infografía educativa sobre las diferencias entre Hay, ahí y ¡ay!

¿Cómo podemos saber cuál de estas expresiones es la correcta y cuándo tenemos que utilizarlas? La elección entre “hay”, “ahí” y “ay” es una de las dudas más comunes y que más dolor de cabeza da tanto a los niños como a los adultos. Por eso mismo, para evitar que los niños caigan en esta confusión tan peculiar, desde Mundo Primaria hemos preparado esta infografía junto con ejemplos para que mejoren sus conocimientos sobre esta regla ortográfica.

Descargar Infografía Más Infografías

Diferencias entre Hay, Ahí y Ay

Para conseguir escribir sin faltas de ortografía, en este caso es necesario ser conscientes de que podemos encontrar numerosas palabras homófonas, es decir, aquellas que vemos escritas de forma diferente pero que en su pronunciación suenan igual.

Entendiendo esta breve explicación, ¡vamos a aprender!:

  • Hay: Viene del verbo Haber y se escribe así ya que está conjugado en su forma impersonal de la tercera persona del singular, entendiendo así que cuando lo utilicemos será porque queramos expresar que existe algo. Ej.:
  • Hay tres niños en el parque.
  • En el garaje hay un coche.
  • Ahí: Es un adverbio, nos indica un lugar. Lo utilizaremos cuando necesitemos señalar una dirección o un lugar. Ej.:
  • Encontraremos la ruta por ahí.
  • Deja las llaves ahí, en el bolso.
  • Ay: Es una exclamación. La utilizaremos para expresar algo inesperado, sorprendente. Ej.:
  • ¡Ay, que susto!
  • ¡Ay! ¡Me encantan tus zapatos!

¡Conocer toda esta información ya es un paso importantísimo! Pero si aún te sigues preguntando como puedes reconocer este tipo de palabras, la respuesta es clara, por el contexto.

En primer lugar, la interjección “ay” normalmente suele ir acompañada por los signos de exclamación y por tanto cuando la pronunciemos será con una entonación diferente.

En segundo lugar, para reconocer cuando poner “ahí” podemos intentar cambiarlo por un lugar. Por ejemplo: en mi habitación o en el portal. Si la frase sigue teniendo sentido es que estás en lo correcto ¡Bien!

Por último, para saber cuándo escribir “hay”, lo que podemos hacer es intentar conjugar el verbo en otro tiempo como por ejemplo en pretérito imperfecto. Ej.: Hay muchos árboles en el bosque -> Había muchos árboles en el bosque. ¿Suena bien? ¿Sí? Entonces ¡está perfecto!.

 

Estas infografías también te gustaran:

  • Reglas de acentuación: agudas, llanas y esdrújulas
  • Los animales de granja en inglés
  • El universo: Infografía explicativa