Consejos para profesores de Infantil.

Ser profesor de Infantil puede ser una de las profesiones más gratificantes. Tendrás bajo tu responsabilidad a niños muy pequeños y es posible que te interese conocer algunos de los consejos más importantes para empezar con buen pie desde el primer día de clase. Explicamos a continuación algunos consejos para profesores de Infantil.

consejos para profesores de educación infantil

7 consejos para profesores de Infantil

1. Que cada alumno lleve una etiqueta.

Es el primer consejo de edutopia.org, y es especialmente importante porque los niños son muy pequeños y podrían perderse de camino a la cafetería, por ejemplo. Cuando el niño lleva una etiqueta con su nombre y el nombre de su profesor, no solamente tendrá la oportunidad de facilitar a los demás el aprendizaje de su nombre (a todos nos gusta que sepan cómo nos llamamos…) sino que también podrá informar a los demás profesores de infantil quién es su profesor y, por lo tanto, en qué clase debería estar. Esta página web también nos recomienda tener etiquetas adicionales, por si algún peque perdiese la suya. Estas etiquetas se usarán durante la primera semana de clase, o también durante la segunda, y conseguirán que cada niño se sienta especial y querido porque su profesor aprenderá cómo se llama de la manera más rápida y visual posible.

2. ¿Cómo volverá a casa?

El profesor deberá saber cómo va a volver cada niño a su casa, pues podría recogerle un padre o familiar, o tal vez viaje en el autobús escolar. Tal y como nos señala edutopia.org, es importante que el profesor de infantil anote en la etiqueta del alumno el método de transporte y la persona que le recogerá. Si hay algún cambio en este sistema, el profesor deberá hacer saber a los padres que necesitará conocer estos cambios.

3. Actividad, mucha actividad.

Un niño de 5 años va a necesitar muchas actividades en una misma hora, y el número de actividades que se realizarán durante todo el día podría llegar a ser muy alto. Los profesores de infantil necesitarán planear con antelación, y aprovechar toda la creatividad que tiene para descubrir y organizar los juegos y actividades que divertirán a los pequeños y les mantendrán ocupados desde el principio hasta el final de la clase.

4. Ten a mano todo lo que necesitaréis.

Colores, hojas, lápices y pegamento son tan sólo algunos de los materiales escolares imprescindibles para cualquier clase de preescolar. Es conveniente que estos materiales sean creativos, preferiblemente de todo tipo de colores y con dibujos, para motivar la creatividad y el interés de los niños.

5. Creatividad, creatividad, creatividad.

El niño elegirá qué colores utilizar, qué dibujo hacer y qué tamaño tendrán las figuras que pinte. No importa si el árbol que dibuja es más bajo que la casa que está al lado, y tampoco importa que la flor que pinte en el jardín sea negra. El niño deberá sentirse libre y creativo, con la posibilidad de aprovechar su imaginación y crear todo lo que tenga en la mente, representando en una hoja o una cartulina todo lo que está imaginando.

6. No sólo dibujar…

El niño podrá aprovechar su creatividad de muchas formas, pues la idea de usar un papel y colores es tan sólo una de las muchas maneras que tendrá a su disposición para crear. En preescolar no podrá faltar la plastilina, e incluso la cera también es una buena idea para los más pequeños.

7. También ejercicio.

A los niños les encanta jugar y correr. Estar en contacto con la naturaleza, organizar excursiones, aprender a reciclar y tocar un instrumento son algunas ideas perfectas que los profesores de infantil pueden introducir en sus clases para eliminar la monotonía de la clase y mantener a los niños entretenidos durante todo el día.

Deja un comentario