Juegos al aire libre

Juegos al aire libre para niños

No hay nada como encontrar una excusa perfecta para salir a la calle y jugar, en vez de estar enganchados a los juegos tecnológicos. Hacer ejercicio y relacionarse con los demás niños son sólo algunos de los beneficios de los juegos al aire libre. Si te faltan ideas para motivar a los niños a jugar en el parque, aquí encontrarás algunas.

juegos al aire libre para niños

1. El teléfono roto. 

Este juego es ideal en tardes de piscina. Los niños formarán dos filas y se sentarán en el césped. El primero susurrará al segundo una frase, y cada uno tendrá que susurrarla a su compañero. El último de cada fila repetirá la frase que le dijo al oído su compañero, y en ese momento descubriremos qué equipo entendió mejor la frase dicha por el primer compañero. Es un juego al aire libre ideal para reír mucho.

2. Prohibido reírse.

Otro juego recomendado por guia del niño es hacer muecas con el único objetivo de hacer reír al compañero. Este compañero intentará, con todas sus fuerzas, mantener un rostro serio. Otra alternativa perfecta para este juego es el de contar chistes y anécdotas graciosas. El compañero que oiga todas estas historias tendrá que evitar reírse.

3. El escondite.

Es un juego de lo más tradicional, pero nunca falla porque motiva a los niños a correr, a pensar en lugares donde nadie les pueda ver y a mejorar su concentración y atención, porque necesitarán estar atentos a cualquier estímulo que se presente. 

    

4. La zapatilla por detrás.

Los niños formarán un círculo, se sentarán y permanecerán sentados con los ojos cerrados, mientras un niño correrá detrás de ellos hasta que coloque una zapatilla detrás de uno de los jugadores. El niño que esté delante de la zapatilla tendrá que levantarse y correr, persiguiéndole con el objetivo de pillarle. ¿Lo logrará? Este juego al aire libre también es perfecto para días de piscina, y motiva a los niños a hacer ejercicio, a relacionarse con otros niños de su edad y a reírse mucho.    

5. Sillas y música…

¿A qué niño no le gusta la música? Si unimos melodías con ejercicio, nos quedamos con el mejor juego infantil para los más pequeños. Cuando la música deje de sonar los niños necesitarán darse prisa y sentarse en la silla más cercana que esté disponible. El niño que se quede sin una silla en la que poder sentarse quedará fuera. ¿Quién ganará?      

6. Una piñata.

Es un juego ideal porque motivará a los niños a disfrutar de la compañía de sus amigos, a querer estar fuera de casa y a hacer ejercicio. La recompensa serán dulces y caramelos que alegran a todos los niños. 

Estos juegos al aire libre son tan sólo algunos ejemplos perfectos para motivarles a pasar tiempo con sus amigos y compañeros de clase fuera del aula y lejos de casa. Son sólo algunos, pues existen muchos otros y cada niño tendrá preferencias diferentes y gustos particulares, pero lo importante es jugar juntos. ¿Se te ocurren algunos otros juegos al aire libre que les encantan a tus hijos?

Deja un comentario