Decorar el aula

Cómo decorar el aula de Educación Infantil.

Animales en la pared, pegatinas… hay todo tipo de ideas perfectas para decorar el aula de los más pequeños, y hoy queremos destacar algunos de los consejos más perfectos para la clase de Educación Infantil. Si eres profesor y te preguntas cómo decorar tu clase, sigue leyendo.

algunos consejos para decorar el aula de infantil

1. Como un juego.

      Decorar el aula no como una obligación, sino como un juego más en clase. Cada niño tendrá que colaborar haciendo una actividad diferente. El resultado final será perfecto, y será gracias al esfuerzo, dedicación e ilusión de cada uno de los niños (¡y también del profesor!)

2. Con muchos colores.

      Verde, amarillo, rosa, azul y todas las tonalidades posibles iluminarán al máximo el aula donde los niños aprenderán cada día y crecerán. Un aula alegre, llena de color y vida animará a los niños a seguir aprendiendo y a disfrutar de esta experiencia educativa. Los niños deben tener ilusión por ir a clase, pasar tiempo con sus compañeros y aprender mucho, y aprovechar todas las oportunidades que nos brindan los colores es tan sólo un ejemplo de un aula ideal para ellos.

3. Divertida.

      El aula debe hacer reír, debe ayudarnos a vivir experiencias fantásticas, y no debe ser perfecta. La imagen de un animal enorme en la puerta de la clase será más importante que planificar al máximo la decoración del aula infantil y procurar que cada uno de los dibujos sea perfecto y simétrico. Consigue que los niños se diviertan al máximo durante esta decoración, independientemente de cómo de perfecto quede el resultado final.

4. Las doce uvas.

      Noviembre no es demasiado pronto para prepararnos para la Navidad. Motiva a los niños a ilusionarse por las fiestas navideñas planificando el siguiente juego: cada niño elegirá un color de cartulina y creará pequeños círculos cortando tiras de la cartulina y pegándolas. En total necesitarán 12 círculos. Pegarán cuatro círculos, por debajo tres círculos, por debajo dos círculos, por debajo otros dos círculos y, por último, un círculo al final. Podemos escuchar villancicos mientras realizan esta actividad, que les hará pensar en el momento en que tomarán doce uvas con sus familiares y seres queridos. Podréis colgar estas decoraciones en la pared de la clase.

5. Muchos corazones.

      El 14 de febrero es el día de los enamorados, el día en el que el rojo y el rosa no pueden faltar. Y tampoco la purpurina. Cada niño realizará un dibujo de lo más creativo y los colgaremos en la pared. Podremos conservar estas decoraciones, por lo menos, durante todo el mes de febrero.

6. Una pared educativa.

      Decorar el aula no solamente tiene que ser divertido, sino también educativa. Si los niños escriben un resumen de un cuento que han leído en clase, o hacen un dibujo de cómo se imaginan que es el protagonista del cuento físicamente, es el momento de colgar estos trabajos en la pared. Asegúrate de que cada trabajo incluya el nombre del artista o escritor.

7. Muchos animales.

      Los animales no pueden faltar en clase. Si habéis leído el cuento de los tres cerditos, es el momento ideal para dibujar cada uno de estos tres curiosos protagonistas. Podéis colgar los dibujos en la pared de clase, o bien crear a estos personajes recortando círculos en una cartulina rosa y uniéndolos. Otra opción es decorar las paredes de clase con abejas. Necesitaréis cartulina amarilla, blanca y negra. Algunos profesores optan por crear un manzano en clase, recortando manzanas rojas y pegándolas de tal manera que parezca que caen del árbol. Cualquier idea creativa será bienvenida en clase y unirá a los niños mientras juntos creen decoraciones que les mantendrán ilusionados.

Deja un comentario