La lengua

Una señorita muy aseñorada,
no sale de casa
y siempre va mojada.

Miguel Angel Ramos Oliete