Esqueleto

¿Por qué los esqueletos no les gustan los días de lluvia?

Porque se calan hasta los huesos.

Miguel Angel Ramos Oliete